Clia

¿Cuándo empieza la obesidad?

Se dice que una persona es obesa cuando su índice de masa corporal es mayor de 28.
El índice de masa corporal, es una medida que se usa para conocer si tu peso es saludable, y se obtiene relacionando el peso con la estatura.
Para obtener el índice de masa corporal usa la siguiente fórmula, obtén tu peso en Kg. y divídelos entre tu estatura, en metros, elevada al cuadrado

IMC = peso/(estatura)2

Por ejemplo, si mides 1.60m.y pessa 60Kg.( 60/ 1.6 x 1.6), su IMC será de 23.4.
Se considera normal cuando el resultado es entre 19 y 25, si es menor de 19 se considera delgadez, entre 25 y 28 sobrepeso y mayos de 28 se considera obesidad.

Podemos decir entonces, que la obesidad empieza cuando el IMC es mayor de 28.

Esta es la medida para saber si estamos en nuestro peso o tenemos ya un problema de exceso de peso, pero…¿ cuándo y por qué empieza la obesidad?.
Cuando el cuerpo gasta menos energía de la que consume, la energía sobrante se almacena en forma de grasa, esperando ser usada cuando el cuerpo la necesite. Si comemos mucho y nos movemos poco, tendremos grasa almacenada, la cual se reflejará en el peso y en la salud.
Por lo general, la cantidad de comida que ingerimos, así como la cantidad de actividad física que realizamos, está determinada por los hábitos que se adquieren durante toda la vida.

La formación de los hábitos de alimentación se inicia al nacer, para un bebé la comida es fuente de satisfacción, porque le quita el hambre y le ofrece estímulos a través de los sentidos de los olores sabores y texturas.

En esta etapa los padres juegan un papel primordial, de acuerdo a su respuesta ante las necesidades del bebé; por ejemplo algunas madres, al primer llanto corren a alimentar al niño, sin considerar que el llanto puede expresar, dolor, hambre, frió, sueño, etc. Es importante reconocer la causa del llanto y no recurrir siempre a la comida para impedir que relacione los alimentos con la solución a otros malestares.
Lo mismo sucede en la infancia al premiar alguna buena acción con dulces o golosinas, o simplemente para mantenerlo quieto, sin conocer el por qué de su conducta.
Cuando un niño no quiere comer, es común añadir a los alimentos miel o azúcar, o darle alimentos dulces para que sean aceptados. Esto desarrolla preferencia a los sabores dulces y rechazo a otros sabores, ocasionando patrones de alimentación poco sanos.
Para que un niño tenga un desarrollo sano, es importante estimular cualquier tipo de juegos que impliquen ejercicio como, jugar fútbol, nadar, andar en bicicleta, saltar a la cuerda, etc.
La obesidad que empieza en la infancia, es más difícil de revertir que la que empieza en la edad adulta

La adolescencia es una etapa de cambios psicológicos, físicos y sociales, en la que también los hábitos adquiridos se modifican, al ampliar su entorno social y convivir con otros jóvenes y otras costumbres.
En esta etapa son comunes las comidas fuera de casa y el sentimiento de poder decidir lo que comen y hacen.
Es también un punto crítico, en donde el adolescente, con frecuencia, tiene sentimientos encontrados de identidad, soledad, vulnerabilidad e incomprensión, para los cuales se buscan distintos escapes.
Es aquí cuando pueden adquirir (si no los tenía) o rechazar (si los tenía) buenos hábitos de alimentación y ejercicio.
Para algunos, el deporte es una guía integral que los orienta a una vida saludable. Para los que aprendieron que los problemas pueden solucionarse comiendo, es común que el alimento siga siendo su escape y se refugien en la pasividad, el retraimiento e impotencia, disminuyendo su autoestima, sintiéndose incapaces de enfrentar problemas, inclusive el bajar de peso.

Al terminar la adolescencia hay una mayor secreción de hormona del crecimiento y la grasa acumulada puede distribuirse, siendo ésta la última etapa para perder, con mayor facilidad, el exceso de peso. Pero es importante recalcar que, frecuentemente, el adolescente que fue sedentario y no adquirió buenos hábitos de alimentación conserve el mismo patrón en su vida adulta.

Las ideas de que el sobrepeso es el estado normal del adulto y de la vida en matrimonio, o que el tener hijos y el avance en la edad implican un aumento de peso, son erróneas y consecuencia de un estilo de vida.
Es un hecho que los adultos que viven en zonas urbanas tienden a ser más obesas, por el exceso de alimentos y la falta de ejercicio, que en las zonas rurales.

La obesidad tiene varias causas que pueden ser biológicas, psicológicas, sociales y/o económicas, que actúan de forma aislada o en conjunto.
Las costumbres que adquirimos tanto de alimentación como de actividad física desde que nacemos, hacen más o menos probable que una persona sea obesa.
Gran parte de las veces, esta enfermedad empieza en la infancia o adolescencia y se ha comprobado que niños obesos se convierten en adultos obesos.
Los problemas de peso son el resultado de los hábitos que se adquieren a lo largo de la vida, combinadas con presiones de muchos tipos, que hacen difícil su tratamiento.

Referencias:

– http://www.eufic.org/article/es/artid/ninos-atletas-requisitos-nutricionales-especiales/Hidratación para adolescentes y adultos
– http://www.200milestudiantespormexico.com/2014/07/la-alimentacion-del-adolescente-deportista/
– http://www.europeanhydrationinstitute.org/es/portfolio/adolescents-and-adults/

Agregar comentario

Escríbenos