Clia

Jugos: no todo son cítricos

Generalmente cuando hablamos de tomar un jugo, en primer lugar pensamos en cítricos como la naranja, la mandarina y la toronja, a los que últimamente se han sumado opciones de vegetales dulces como la zanahoria y el betabel.

Sin embargo, diversas investigaciones en los campos de la medicina y la nutrición han demostrado que la combinación de frutas y verduras hace posible obtener bebidas con mayor cantidad de nutrientes, buen sabor y excelentes beneficios para la salud.

El primer antecedente, hace 82 años

El clásico jugo V8 fue inventado en 1933 en Estados Unidos y, como su nombre lo indica, incluye jugos de ocho verduras: jitomate, zanahoria, betabel, apio, perejil, lechuga, espinacas y berros.

Este producto fue único en su tipo durante varias décadas, hasta que en los 70 se pusieron de moda los jugos frescos que combinaban frutas y verduras, y al despuntar el siglo XXI se generaliza la tendencia que cobra cada día más fuerza.

Oferta actual

Actualmente la oferta de jugos combina los beneficios de diversas frutas y verduras y los adiciona con probióticos, fibra, vitaminas, minerales, y otros nutrientes.

Otra de las características de este tipo de bebidas es la tendencia a prescindir de saborizantes y otros aditivos alimentarios, al tiempo que se enriquecen con vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y otros nutrimentos.

En el mercado actual de bebidas procesadas también marca tendencia la fusión de jugos de frutas y verduras y una amplia gama de combinaciones. Estas opciones de jugos contienen menos calorías y son más saludables que las opciones que ofrecen una sola fruta.

En suma, tanto las preferencias como la oferta en el mercado de jugos avanzan hacia una reducción saludable de calorías sin perder el buen sabor y las propiedades nutritivas.

 

Agregar comentario

Escríbenos