Clia

No crea todo lo que dicen de los lácteos

Un texto elaborado por especialistas en salud y nutrición desmiente los principales mitos que se han tejido en torno a la supuesta inconveniencia a que los adultos consuman leche y sus derivados.

En esta presentación, Elisa Gómez Reyes, investigadora del Departamento de Gastroenterología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, y Guadalupe Herrera, responsable de los asuntos de Salud y Nutrición en Danone de México, sostienen que estas creencias obedecen a la desinformación que existe en nuestro país en relación con el consumo de lácteos.

Por ejemplo, para desbancar el mito de que los lácteos no son necesarios en la dieta diaria, apuntan que los lácteos aportan proteínas, carbohidratos, lípidos, vitaminas, calcio y otros minerales; y son necesarios para una dieta completa y equilibrada, que debe incluir una tercera parte de frutas y verduras, una tercera parte de carbohidratos (cereales) y una tercera parte de leguminosas y productos de origen animal (entre los que se cuentan los lácteos).

En cuanto al mito de que los lácteos no deben incluirse en una dieta saludable, Gómez Reyes y Herrera destacan que instituciones de salud de todo el mundo recomiendan incluir de dos a tres raciones diarias de lácteos.

Las especialistas precisan que estas recomendaciones se hacen lo mismo en países como México, Paraguay, Colombia o Chile, que en China, Japón y naciones industrializadas como Estados Unidos, Canadá y los países que forman la Unión Europea. Incluso, subrayan, los lácteos están incluidos en la llamada dieta mediterránea que durante muchos años ha sido considerada como sinónimo de alimentación saludable.

Nada como la leche

Otro de los mitos relevantes en torno a los lácteos que fueron desmentidos por las investigadoras es que la calidad del calcio que brindan el yogur, la leche y los quesos se puede obtener de otras fuentes. Al respecto, subrayaron que ningún sustituto provee los 300 miligramos o más que aportan estos tres tipos de lácteos y cualquier opción costaría más que éstos.

Explicaron que para sustituir el aporte de calcio de la leche se requeriría una taza de almendras, que tiene un costo de 94 pesos, en comparación con los cuatro pesos que cuesta aquélla y no ofrece los mismos beneficios.

Finalmente destacaron que el yogur, por ejemplo, aporta péptidos bioactivos, proteína de alto valor biológico que ayuda a mantener la masa muscular y contiene potasio, vitaminas A y B, cinc y manganeso, y aporta calcio y fósforo que ayudan a tener huesos saludables y tienen efectos positivos en el metabolismo.

Fuente: Presentación realizada durante
la Food Tech Summit & Expo 2015

 

Agregar comentario

Escríbenos