Hace un año la Cofepris implementó el nuevo etiquetado frontal, con el fin de beneficiar a los consumidores.

El próximo 1 de julio se cumplirá un año de la entrada en vigor de la última Norma Oficial Mexicana sobre etiquetado, implementada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Dicha norma establece como obligatorio el etiquetado frontal, en el cual están representados cuatro íconos: total de grasas saturadas, grasas en general, azúcares y sodio que contiene cada producto. Además, el etiquetado muestra el porcentaje que representa el contenido de cada uno de los nutrimentos mencionados respecto a la ingesta diaria máxima recomendada.

Asimismo, se incluyó un quinto ícono: el total de kilocalorías que contiene el producto.

Para los productos en presentación familiar, la Cofepris también estableció nuevas reglas. En el caso de dulces, botanas, refrescos y chocolates, los envases contarán con un sexto ícono, que representará el valor de una porción individual. En el caso de otras categorías de alimentos como la leche, en los primeros íconos vendrá la información nutrimental de una porción, y en el último, el total de calorías por todo el envase.

Este etiquetado tiene la intención de facilitar la comparación de la información nutrimental entre productos, de manera que los consumidores puedan elegir los mejores para su salud.

Cabe mencionar que el anterior sistema de etiquetado de productos alimentarios era voluntario para los fabricantes de alimentos, y se encontraba en la parte trasera del envase. Además, la información que contenía era poco clara, ya que se presentaban los valores nutricionales en relación a las porciones que contenía el producto, así que sólo se obtenía la información de forma parcial.

Fuente: Cofepris

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta