La industria global de alimentos y bebidas trabaja constantemente en el desarrollo de productos que ofrezcan a sus consumidores una mezcla adecuada de vitaminas, minerales, ingredientes funcionales y otros nutrientes.

Además, estos productos tienen buen sabor, son saludables, inocuos, tienen amplia disponibilidad, y han sido diseñados para mejorar el desempeño físico e intelectual de quienes los consumen.

Causas de obesidad y sobrepeso

México es uno de los países del mundo con mayores índices de obesidad y sobrepeso. Ello se debe, entre otros factores, a la falta de actividad física y al acceso y selección de alimentos de acuerdo con la disponibilidad y el nivel de ingreso.

Con cerca del 80% de la población en condiciones de pobreza, vulnerabilidad y carencias sociales, la disponibilidad de productos alimenticios se centra fundamentalmente en maíz y derivados, azúcar, trigo y derivados, lácteos, aceite de soya, carne de puerco, pollo y frijoles.

Por diversas causas, 31% de los mexicanos comen fuera de casa. De este total, el 60% desayuna antojitos mexicanos, frituras de maíz y alimentos preparados con harina de trigo y casi el 80% cena tacos o quesadillas. Para el alimento principal, poco más de la mitad de quienes comen fuera de casa se inclinan por la comida corrida, y cerca de 38%, por antojitos.

Este tipo de dietas es alto en contenido de ácidos grasos trans, carne roja, embutidos y sal; y bajo en consumo de frutas, verduras, nueces y semillas, granos enteros, pescado, fibra y calcio.

Carencia de vitaminas y minerales

Pese a que el exceso en el consumo de harinas, azúcares y grasas es sinónimo de una alimentación deficiente y  con carencias que hace previsible la aparición de sobrepeso y obesidad, incluso dietas vegetarianas, altas en consumo de proteínas y supuestamente equilibradas, tienen carencias de diferentes vitaminas y minerales.

La solución es adicionar estos nutrientes en alimentos y bebidas como la harina, la leche y otros alimentos de uso cotidiano. De esta manera es prevenir la anemia y otros padecimientos.

En México, se enriquece con omega, vitaminas, minerales y fibra una amplia gama de productos entre los que se cuentan, leches, yogures, cereales, pan, jugos, galletas, pastas y diversas bebidas.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta